Yo no hice nada…

Yo no hice nada;

Yo no morí.

 

Guardé todos mis recuerdos

con la mano izquierda al frente

y con miedo en los bolsillos,

– o al revés, ya ni lo sé -.

 

Me alejé sin más palabra

que el crujir de aquel asiento,

muy lejano al horizonte:

soy pretérito y cristal.

 

Y me sueltan: Abandono.

Siento la escarcha imprecisa.

¿La guitarra entona un triste?

Quizá mañana, hoy no.

 

Veo soldados armados.

La mirada clara, lejos.

Sobrevivo a bocajarro.

Dejo en el muro mi aliento.

 

IMG_20170406_182028

Fotografía de la Plaça Sant Felip Neri, Barcelona. De Dani Espresate Romero