Estones de nit (o “Et dec una nit de divendres”)

Sale por la puerta

antes de entrar,

sueña en espejos

– rotos – ya, atrás.

Se come las palabras

antes de cenar,

tragándose los besos

– todos – y algo más.

Se duerme en la mesilla,

allá donde el reloj

sin darle cuerda al mundo,

– solitario – turn the world.

Amanece a deshora,

hambre de sofá,

caricias superfluas

pausado, banal.

En sábanas de seda,

con abrazos superpuestos,

de gemidos de poeta

y silencios siempre llenos.

De abruptos movimientos,

son sencillos nuestros besos,

de sonrisas prohibidas

y consciencias: nuestro juego.

Entrecortada, alguna,

Exuberantes sus pechos

que a los ojos de la infancia,

se critica – erróneamente –

la experiencia del deseo.

Abrazos en abrigo,

calor en espiral,

se rozan -sólo eso-

una noche casual.

Amanece muy temprano,

dulce despertar,

acabo un sueño,

sábado, sin fiebre,

y sin olas en el mar.

Madreselvas,

las tupidas,

sé tu nombre,

de cristal,

estoy absorto, 

Yo las veo,

las golondrinas,

las oscuras,

volverán… *

            para girar,

                        otra vez,

                              hacia atrás.

* Adaptación. Estrofa escrita a partir del poema “Volverán las oscuras golondrinas de G.A. Bécquer”.

** “Et dec una nit de divendres”. Dimas Rodríguez (2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s