EQUILICUÁ

                                                  A Arancha y Noelia (ejercicio en panocho).

Ande las vi?

Tras un campo de vacas,

en bardiza de alambres:

delante un chepao andaban.

Salieron desde San Xil

chuminá que yo no entiendo.

No es ni inicio ni es fin.

ya que es pueblo sin copero.

Pero suerte de aquel taxi,

que las dejó justo allí:

y con mochila a la espalda

caminaron tras de mí.

Ajuntaera hicimos,

saludando un “Buen Camino”,

y hablando una media hora,

magdalenas nos comimos.

Endimás de lo que hablamos,

(no fué por escarcuñar)

me contaron lo que hacían

dónde iban y demás.

No por voluntad, ni asombro,

avancé sin saludar,

sin esperar su reposo,

dejándolas más atrás.

Con una cuerva en las manos

y cascaruja en miajas

me adentré en un hospedaje

a mindanguear a mis anchas.

En Portomarín por asombro,

me las volví a encontrar

mesmicamente sonriendo

volvieron a saludar.

Lo que el orage no dice:

la magia silva en la fosca,

los caminos que se cruzan,

si hay aurrusco, viento sopla.

Nos vimos en la zudiá

aquella gran Compostela:

yo con Murcia comencé

y mi camino, con ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s