KRAHE Y LA BLASFEMIA

Por Dios (léase en minúsculas) que éste es “un asunto muy delicado”. Parece que el destino, o la iglesia, quiso que Javier Krahe acabase en su propia hoguera. “Qué miedo tú”.  De golpe, en pleno siglo XXI, se produjo “un

burdo rumor”, justo cuando en el Vaticano -vaticino- las cosas no van muy bien. Seguro que Krahe pensó aquello de “y yo en el banquillo como un gilipollas, madre” mientras comparecía como acusado. Y es que se trata de

una demanda absurda, válgame Dios, que a mi entender va en contra de la libertad de expresión y que, para más INRI, es insignificante comparado con personalidades que si deberían ir a los tribunales. “Una historia que se mofa de nosotros” promovida por “el tiránico imperio del absurdo”. “Interrumpo mi canción y coloco aquí un mensaje”: Ánimos Krahe


* Entre comillas se citan fragmentos textuales de canciones de Javier Krahe a excepción de “y yo en el banquillo como un gilipollas, madre”, una adaptación del verso “y yo con mi canción como un gilipollas, madre”.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s